CiudadNoticias

La Navidad una celebración de encuentros

Por.  Raúl Cruz Sebastián

A lo largo de un año a las personas y familias vivimos y pasamos de todo. Unos problemas son más difíciles, otros son problemas más pequeños que se pueden resolver.

Estas situaciones dejan marcados a las personas y a las familias, conforme a la naturaleza de la situación que están viviendo. Sin embargo, como dice la máxima filosófica todos tenemos problemas, pero el arte consiste en como los resuelves, eso es lo que se debe saludar.

Los estudiosos, sostienen que todo depende el gran bagaje mental que se tiene, así vas a enfrentar las tormentas de la vida, donde tienen más herramientas y habilidades mentales que te va permitir resistir.

Sin embargo, existen otras personas que son más sensibles y vulnerables ante los problemas de la vida, debido a que no tienen mucha apertura mental y emocional, y ellos, son lo que les complica más buscarse explicarse.

El otro factor tiene que ver con la gente que tengas en tu entorno, que es la familia, tus amigos, tu Comunidad, tu fe, y es el caso en una comunidad, los acontecimientos, encuentras mayor soporte a tus problemas y penas, porque una Comunidad ya vivió muchas cosas y, ya saben como entender tales acontecimientos, en suma, encuentras más pronto la resignación en una comunidad, frente a los que viven solos.

Otras culturas del mundo han trabajado más sobre la cultura del desprendimiento, es decir, que saben que lo tenemos en esta vida es prestado, mientras que la cultura mexicana y Purhepecha, son más de la cultura del apego en todo los sentidos.

Por ello, la Navidad es una celebración donde es una meta de reunión, de toda la familia, y amigos, donde se pueda refrendar la amistad, la unidad y la solidaridad. Por último, les deseamos a todas aquellas personas que están viviendo una situación difícil, que no se rindan que se sequen las lágrimas y vuelvan a caminar, y que estamos con ustedes, y como diría el gran filósofo español Ortega y Gaset, “hay que sonreír hoy, antes de que palas de tierra caiga sobre nuestro rostro”.